Make your own free website on Tripod.com

                                       

wpeC.jpg (1885 bytes)

 

wpe24.jpg (10173 bytes)

 

Luis y Eric

Pescando brookies en los lagos de Canada

 

 

wpe25.jpg (16961 bytes)

Luis con su caņa 2 y las fontinalis del lago "Deux minutes"

 

 

wpe26.jpg (6321 bytes)

Una vista del lago Chaumont, se ve (a la izquierda)  la cabaņa de nuestros dos amigos.

 

 

wpe27.jpg (11534 bytes)

Eric y una fontinalis del lago Riendeau, notese la wolly bugger en la boca de la trucha.

 

 

wpe28.jpg (9116 bytes)

Lago Chaumont al atardecer.

 

 

wpe2C.jpg (14176 bytes)

Una joyita del lago Deux Minutes, notese la coloracion de este pez.

 

 

wpe22.jpg (9592 bytes)

Luis y una linda Fontinalis del lago Riendeau.

 

Estimados amigos:

la semana pasada, mi cuniado, Eric Gebauer, y yo emprendimos nuestro

viajecito anual al club Chaumonot en la provincia de Quebec (a 5 horas al

norte de Montreal) en busca de paz, renovacion espiritual, y porque no...

fontinalis de lago. Lo que algunos llamamos hydroterapia antes del

invierno maldito 8^)

 

Nos invita al club un amigo de mi cuniado que ya cuenta con 74 pirulos y

que ha pescado alli desde hace mas de cuarenta. Un verdadero bon vivant y

racconteur en el otoņo de su vida con historias fascinantes, las cuales

hicieron que quedaramos despiertos hasta horas ineditas durante los dias

que pasamos alli.

 

El viaje fue sin mayor inconveniente, aunque los ultimos 50 km de ruta

tomaron dos horas y media, esquivando piedras, rocas y baches que querian

devorar al auto. Esta "ruta" es un camino de madereros que solo existe

desde hace unos tres aņos. Ya que  antes solo se podia llegar  con

hydroavion. En cierto modo da lastima ver este relativo "progreso". Dos

dias despues de nuestro arribo, tuvimos lluvias torrenciales que me

hicieron pensar que el camino de regreso podria quedar impasable, lo que

podria haber sido bendicion o maldicion dependiendo de como uno lo mire...

robarse unos dias mas de pesca por mal tiempo no parece tan mala idea!

 

El lago Michy, lago principal a donde se encuentran las cabanias del club,

estaba tan imponente como siempre, con sus aguas oscuras y prometedoras,

sus costas plenas de coniferas y un aire fresco que ya insinua el

comienzo del otonio.

 

El club tienen acceso a otros cuatro lagos mas chicos a los que se accede

mediante bote con motor y correspondientes portages, que toman entre cinco

minutos y una hora dependiendo de cual se trate.

Seria durante estos portages que tuvimos la suerte de observar gallinetas,

perdices y dos hembras de alce al borde de un lago. Con un poco de

suerte, el (invisible) macho alce, alcanzara a vivir suficiente tiempo para

poder servirlas antes que algunos cazadores, que ya se anuncian en la zona,

lo liquiden.

 

El tipo de pesca con mosca que hicimos vario dependiendo del lago. El

lago grande con sus pequenias bahias y el mas pequenio (Lac a Deux Minutes

- llamado asi porque toma dos minutos de portage llegar a el) nos

ofrecieron la oportunidad de pescar con linea flotante y mosca seca. Aqui

las fontinalis (todas salvajes) eran en general de talla chica (15 a

25cm), pero hermosas como siempre, vestidas ya en su atavio de colores

despampanantes.

 

Las fontinalis se comportaron tipicamente, a veces triandose con abandono

a nuestros mini-muddlers anaranjados pescados secos y otras veces

haciendose rogar. En cualquier caso, fue un placer usar mi canita #2 la

cual vibro aun con las piezas mas chiquitas.

 

No hubo monstruos sacados en este viaje, pero las fontis mas grandecitas

(hasta 35 o 40cm) salieron, como es de habitud en estos lagos, pescando con

lineas de hundimiento a una profundidad de entre uno y tres metros usando

cania numero cinco. La mayoria de las moscas que usamos anduvieron muy

bien: tanto las ninfas de Hexagenia en tamanio #8 como los tan trillados

wolly buggers marrones, negros y verde oliva en tamanio #10 e inclusive #8,

funcaron bien. Como es tambien mi costumbre, tuve un par de piques que

casi me sacan la cania de la mano pero que no alcance a clavar, asi que

seguire soniando que esas eran truchas de tamanio mas serio 8^)

 

Les dire que aca por estas partes el "catch and release" es medio

inexistente. Nosotros matamos las que matamos para comerlas fresquitas y

las demas volvieron al agua. Aca cada uno se va del lago con su cuota de

veinte truchas y despues se preguntan porque ha disminuido la

calidad/cantidad de pesca. El cuniado chef Eric, preparo estas delicias

con un poquito de agua (al vapor) y sazonadas con crema al estragon y arroz

salvaje de lado. Quien dice que no se puede comer bien en la campinia!

Las cervezitas, enfriadas en hielo seco sirvieron como buen sustituto de

vino blanco <hic>.

 

 Un gran abrazo para todos.

 

Luis

 

Luis Nasim - nasiml@vax2.concordia.ca

Montreal, Quebec, Canada

 

 

wpe1D.jpg (1526 bytes)