Make your own free website on Tripod.com

 

wpeC.jpg (1885 bytes)

 

wpe1F.jpg (11755 bytes)

 

            Río Gallegos

Sea-run Brown Trout

 

            Pescar en el río Gallegos fue una verdadera aventura. Y seguramente lo será para cualquiera que lo intente por primera vez. El río Gallegos se encuentra en el sur de la provincia de Santa Cruz, mas de 2000 Km separan a este río de Buenos Aires lo cual ya es decir bastante. El clima es aun mas frío que en lo que se conoce como el "Norte patagonico" (Neuquen, Río negro) y fundamentalmente la soledad del paisaje asusta un poco cuando uno empieza a planear el viaje. Y para los pescadores hay un fantasma mas que recorre nuestras mentes... El viento, enemigo numero uno de los mosqueros; cuando hablan de incesantes vientos de 50, 60, u 80 km/h constantes uno empieza a pensarlo dos veces.

            Claro que también están las cosas a favor, mejor dicho; "la cosa a favor", Las únicas, gigantes, monstruosas...Sea-run brown trouts, o marrones que vuelven del mar. Relatos que hablan de truchas de 4, 5, 8, 10, 12 kilos empiezan a hacerle olvidar a uno , el viento, los kms, etc,etc, etc.

wpe22.jpg (8272 bytes)

 

            Gracias a un Amigo (Alejandro Bianchetti) que nos dio algunos datos fundamentales y también un poco de coraje, nos decidimos a intentar la aventura. Después de pescar por 6 años consecutivos truchas en el Río Malleo (y otros) con equipos livianos, decidí cambiar abruptamente de ámbito e intentar lo que parecía poco mas que una hazaña, llegar hasta el río gallegos, vencer al viento, intentar que una Sea-run tome mi mosca...y finalmente lograr sacarla.

                  Después de un placentero viaje de 3 horas de avión estabamos en el aeropuerto de Río Gallegos, a solo 80 kms de las "Sea-runs", después de un no tan placentero y algo polvoriento viaje en micro recorrimos estos 80 kms y estabamos en el lugar justo donde "Ale" nos había sugerido poner la carpa.

            No lo podíamos creer. Estabamos  en la "nada", es increíble ver este paisaje literalmente despojado. Una casi perfecta llanura interminable. Ni un solo árbol en miles de kms a la redonda. Y cortando esa llanura, el Río Gallegos, un río de tamaño mediano de aguas algo turbias, casi sin correderas, ni pozones profundos, de fondo de piedritas muy chicas.

wpe24.jpg (10910 bytes)

            La Sea-run o trucha marrón migratoria que vuelve del mar. Se encuentra solo en dos ríos en Argentina, el Río Grande, y el Río Gallegos. Esta trucha a principios de Septiembre comienza a remontar dichos ríos para emprender un largo camino y desovar finalmente cerca de las nacientes y/o tributarios de ambos ríos. Si bien no sabemos mucho aun sobre sus hábitos de vida, los pescadores sabemos que entre los meses de noviembre y marzo es frecuente encontrarlas en los pozones del Río Gallegos y del Río Grande y eso es lo importante. Si bien gran parte de la gente cree que estas truchas no comen al ingresar al agua dulce (como los salmones de alaska), ciertos autores (con los que yo particularmente estoy de acuerdo), sugieren que estas truchas si comen en agua dulce, al menos hasta que comienza su periodo reproductivo propiamente dicho. Esto explicaría porque en ciertas ocasiones es posible y casi imprescindible usar tippet fino y ninfas de tamaños 10 o 12 (y mas chicas aun) para tentar a estas truchas, si bien todo esto puede generar debates, lo importante es; no solo llevar streamers cuando estamos en el río ya que podemos llevarnos sorpresas. También es posible pescar a estas truchas con mosca seca (lo cual aun no pude hacer, que es lo que me lleva a estar planeando un próximo viaje en el futuro). Sobre todo en el Río Grande es común usar bombers y otras moscas secas al atardecer cuando calma el viento (se han capturado truchas de hasta 12 kilos con esta técnica).

        Sobre las técnicas de pesca no hay mucho para decir, es posible usar todas las técnicas básicas de pesca de Streamer y ninfa (corriente arriba, abajo y a través) y la de grandes moscas secas patinando en la superficie. En streamers (y hablo en Particular del Río Gallegos ya que es el único en que por ahora pesque) no hay que abusar con los tamaños de anzuelos generalmente entre un 4 y 6 esta bien. Lo común es usar moscas negras, pero estas truchas a veces toman "cualquier cosa’ y otras veces "no toman nada" así que hay que levar un poco de todo y experimentar.

         Para no sufrir al viento lo mejor es pescar las 3 horas que siguen al amanecer y las 3 o 4 antes que oscurezca además estas horas son en las que estamos menos visibles para los peces y en los que estos se desplazan y están bien activos. Si el día amaneció sin viento o uno tiene ganas de retarlo es perfectamente posible pescar una sea-run a las 3 de la tarde, pero es mejor dejar las horas del mediodía para descansar, comer y charlar entre amigos.

        En cuanto a equipos el ideal es sin dudas un 6, para que usar un 8 si cuando el viento no nos deja usar un 6 les puedo asegurar que tampoco podremos hacerle frente con un 8, en estos casos una caña de dos manos puede ser una opción. La líneas mas comunes para llevar son una floating, una sink-tip3 y un shooting 4.

         La pelea de estas truchas si bien es bastante "lenta" es sin embargo muy poderosa, encontrarse con truchas de 4 a 8 kilos es muy común así que hay que estar bien preparado y sobre todo tener paciencia, sino seguramente uno de estos monstruos se llevara hacia las profundidades una de nuestras moscas, junto con un tramo de tippet, ( y  junto con  nuestra alegría...).

wpe25.jpg (10696 bytes)

 

       He visto a la vera del Río Gallegos algunos de los mejores atardeceres de la Patagonia,   este lugar lejos esta de ser desolado, es un lugar donde la belleza tiene colores y formas simples, puras, donde la sea-run gobierna a sus anchas y donde algunos intrépidos pescadores viajan miles de kilómetros y luchan con la hostilidad de la naturaleza para hacerles frente.

 

 

wpe1D.jpg (1526 bytes)